title

Conforme los cambios tecnológicos se aceleran, los procesos de capacitación requiere de un nuevo enfoque que permita hacer más flexible y más rápido la adaptación de los cursos que se imparten, a fin de contar con personal mejor capacitado.

A esto se suma, la necesidad de que los contenidos sean mas interactivos para mejorar la asimilación del conocimiento mediante el uso de laboratorios que permitan la aplicación práctica de la información aprendida.

Algunos de los sectores con mayores retos en este sentido, son aquellos que requieren tener personal capacitado en la operación de equipos costosos o bien equipos de alto riesgo de operación. Como ejemplo de estos dos casos tenemos a la industria automotriz y a la industria del cuidado de la salud.

Es en esta área que la realidad virtual, presenta una gran oportunidad para mejorar y acelerar los procesos de capacitación y entrenamiento de personal especializado, al permitir recrear entornos en donde se pueda replicar cualquier tipo de equipo en un ambiente controlado, seguro y distribuible.

title
title
title
title

Desde equipos que operan con radiación, líneas de producción para fabricación de autos u otros bienes, hasta entrenamiento en situaciones de alto riesgo como la exploración minera o petrolera, la realidad virtual nos permite crear laboratorios en donde es posible diseñar experiencias de aprendizaje basadas en las propias necesidades y reglas.

La realidad virtual, acelera el proceso de aprendizaje ya que permite que el sujeto a capacitar tenga una experiencia inversiva en donde puede aprender al tiempo que entrena y aplica las instrucciones que le son dadas, en un entorno igual al que se enfrentará en la práctica profesional.

Es por eso que la realidad virtual, va ganando terreno en los procesos de transformación de las organizaciones, por lo que ahora es el momento de comenzar a explorar las ventajas de este tipo de tecnologías.

Compartir artículo